NdP | Navalmoral no puede desaprovechar la oportunidad de crear un nuevo modelo de ciudad con la llegada de la gigafactoría. - COADE

NdP | Navalmoral no puede desaprovechar la oportunidad de crear un nuevo modelo de ciudad con la llegada de la gigafactoría.

NdP | Navalmoral no puede desaprovechar la oportunidad de crear un nuevo modelo de ciudad con la llegada de la gigafactoría.

Creado el jueves, 23 junio 2022

Cáceres, 23 de junio de 2022.

Según el Colegio Oficial de Arquitectos de Extremadura (COADE) la llegada de la gigafactoría ofrecerá el escenario perfecto para propiciar, no solamente el desarrollo socio-económico, sino también una mejora de su urbanismo desde las premisas de sostenibilidad, inclusión y mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Desde esta institución se valora muy positivamente la implantación de estas instalaciones, que traerán consigo 3.000 nuevos puestos de trabajo directos y 12.000 indirectos, así como un significativo incremento demográfico que implicará un potencial crecimiento de la ciudad con la consiguiente construcción de viviendas, infraestructuras, comercios, zonas verdes, dotaciones y equipamientos.

El colectivo de los arquitectos extremeños estima que se trata de un momento crucial y una gran oportunidad no solo a nivel municipal sino para toda la comarca. Este nuevo urbanismo, para que suponga una mejora realista, ha de planificarse para todos y todas, basándose en criterios de movilidad sostenible, inclusión, integración y accesibilidad, apostando por la mejora de la conectividad, la ruptura de barreras y la creación de conexiones. Un nuevo modelo urbano en el que se desarrollen espacios públicos seguros y no discriminatorios; en definitiva, la oportunidad brinda la ocasión de crear una ciudad que albergue los paradigmas de las ciudades del siglo XXI.

En los días que vivimos, la “ciudad actual y a futuro” no puede sino erigirse sobre las bases marcadas por estrategias internacionales como la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, la Nueva Agenda Urbana ONU-HABITAT y la Nueva Bauhaus Europea; también en las agendas nacionales, como la Agenda Urbana Española y la recientemente aprobada Ley de Calidad de la Arquitectura; sin olvidar tampoco el Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible. Estas bases aquí citadas apuestan por la belleza, la sostenibilidad y la inclusión, cuestiones que, sin lugar a duda, los arquitectos y arquitectas consideran no encontrar en la propuesta del tren en superficie para Navalmoral. Esta propuesta se postula para el COADE, en representación de todo el colectivo, como la antítesis de los paradigmas propuestos en el ámbito europeo y nacional, considerándola así una némesis al desarrollo urbano y social que crearía una barrera física capaz de fracturar tajantemente la ciudad, excluyendo a parte de la misma y creando entornos inseguros.

Esta consideración no es nueva, pues ya en diciembre de 2021 el COADE y el Consejo de Colegios Profesionales de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Extremadura (CCPAAT) elaboraron un informe en el que se recogieron todos estos aspectos mencionados. Dicho informe, surgido del compromiso que siempre han tenido el COADE y del CCPAAT por un modelo de ciudad sostenible e inclusivo que busca el bienestar de la sociedad, fue dirigido a todas las administraciones e instituciones implicadas y afectadas por la Línea de Alta Velocidad Madrid-Badajoz a su paso por Navalmoral de la Mata.

(Véase “Incumplimiento de las Normativas en vigor e incompatibilidades con los paradigmas establecidos por las agendas internacionales y nacionales en el tramo urbano de Navalmoral de la Mata” -diciembre de 2021). 

En definitiva, el  COADE como representación del conjunto de profesionales del sector de la arquitectura, considera prioritario sumarse al cambio que va a provocar la llegada de la gigafactoría y de la alta velocidad para crear un nuevo modelo urbano en Navalmoral de la Mata; un nuevo modelo de ciudad que apueste por la revisión del planeamiento actual y recoja todos las casuísticas que, desde la óptica europea de sostenibilidad, accesibilidad e inclusión, son prioritarios actualmente; un nuevo modelo de ciudad que integre y no segregue, rechazando con ímpetu la barrera física impuesta por el trazado del tren de alta velocidad en superficie y cualquier otra propuesta que suponga una ruptura.

Por todo ello, desde el colectivo de arquitectos se estima injustificable no hacer valer este escenario tan propicio para replantear el soterramiento de las vías, considerando que no se debe condenar el futuro de una ciudad por un pequeño retraso en la ejecución de las obras. Es el momento de crear ciudades del siglo XXI que mejoren el bienestar de toda la ciudadanía sin hipotecar la herencia de las futuras generaciones.