NdP | Emilio Tuñón dedica el Premio a todos los compañeros del COADE y en especial a Cáceres - COADE

NdP | Emilio Tuñón dedica el Premio a todos los compañeros del COADE y en especial a Cáceres

NdP | Emilio Tuñón dedica el Premio a todos los compañeros del COADE y en especial a Cáceres

Creado el viernes, 11 noviembre 2022

  • “Dedico, pues, este premio, a Extremadura, a todos los compañeros del COADE y en especial a Cáceres, la hermosa ciudad donde he tenido el honor de poder trabajar en los últimos años de mi carrera profesional”
  • El arquitecto del Hotel Atrio y el Museo Helga de Alvear de Cáceres ha recibido el Premio Nacional de Arquitectura otorgado por el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana.
  • La candidatura fue promovida por el Colegio Oficial de Arquitectos de Extremadura, dada su dilatada trayectoria profesional de enorme calidad, con abundante y destacada obra en Extremadura.         
  • Otras instituciones de nuestra Comunidad, como la Universidad de Extremadura, la Fundación Helga de Alvear y la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes así como los Colegios Oficiales de Arquitectos de Galicia, de la Comunidad Valenciana y de León enviaron su adhesión a la propuesta del COADE.
  • El Ayuntamiento de Cáceres, donde se encuentran las cinco obras del arquitecto en nuestra región, también manifestó su apoyo a la propuesta del COADE.

Cáceres, 10 de noviembre de 2022.

Emilio Tuñón Álvarez ha sido proclamado ganador del Premio Nacional de Arquitectura 2022 en la mañana de hoy 10 de noviembre, un galardón con más de noventa años (desde 1930) otorgado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que tiene por finalidad “rendir testimonio de admiración a una persona física o entidad con personalidad jurídica que, con su trabajo o con el conjunto de su obra, contribuya o haya contribuido de forma extraordinaria al enriquecimiento de los aspectos sociales, tecnológicos y sostenibles de la Arquitectura o el Urbanismo español dentro y fuera de nuestras fronteras”.

Emilio Tuñón ha declarado esta mañana “Es para mí un honor haber recibido el Premio Nacional, sobre todo por haber sido nominado por el Colegio de Arquitectos de Extremadura, además de otras instituciones extremeñas. Dedico, pues, este premio, a Extremadura, a todos los compañeros del COADE y, en especial, a Cáceres, la hermosa ciudad donde he tenido el honor de poder trabajar en los últimos años de mi carrera profesional”

Esta candidatura al Premio fue promovida por la Junta del Gobierno del COADE motivada por los siguientes argumentos:

En primer lugar, por la incuestionable calidad de su importante obra arquitectónica que, complementada por su sólida trayectoria académica y su extensa labor editorial, no sólo consigue dignificar la profesión elevando las necesidades espaciales y funcionales de sus intervenciones a la categoría de Arte sino también fomentando el conocimiento y el pensamiento arquitectónico a través de la docencia, la investigación y la difusión.

En segunda instancia, por la vinculación profesional, casi emocional, que el arquitecto ha establecido con Extremadura, especialmente con la ciudad de Cáceres, donde se encuentran cinco de sus obras, cuatro muy premiadas (algunas de ellas realizadas junto al que fuera su compañero, Luis Moreno Mansilla, tristemente fallecido en 2012) y la última, recién acabada y aún inédita.

Además, otras instituciones de nuestra región, como la Universidad de Extremadura, la Fundación Helga de Alvear y la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, así como los Colegios Oficiales de Arquitectos de Galicia, de la Comunidad Valenciana y de León, en cuyos ámbitos territoriales el arquitecto también tiene obras destacadas, se sumaron posteriormente a la propuesta al ser informados de la iniciativa por el propio COADE.

Juan Antonio Ortiz Orueta, Decano del COADE, ha expresado su “satisfacción por un reconocimiento que encumbra la figura de un arquitecto que tanto ha contribuido a poner en valor la importancia de la arquitectura para regenerar nuestro entorno y que permitirá también poner el foco en Extremadura, en la labor de nuestros arquitectos y arquitectas para el desarrollo de una arquitectura de calidad, que permita mejorar el bienestar de todas las personas.”

Es destacable su vinculación a Extremadura desde el año 2005 cuando, junto Luis Moreno Mansilla, Emilio Tuñón emprendería la rehabilitación de dos edificios en la capital cacereña: uno de ellos albergaría la Fundación de Arte Helga de Alvear y el otro correspondería al Hotel y Restaurante Atrio. Sobre este último cabe mencionar que, más allá de la impoluta resolución formal y la inteligente estrategia de su intervención en este punto histórico de la ciudad, consigue generar en Cáceres un lugar de encuentro entre el patrimonio histórico y la arquitectura contemporánea, que tanto la ciudadanía como los profesionales de la arquitectura – como así lo atestiguan, premios y publicaciones especializadas- supieron apreciar y entender.

Años más tarde, Emilio Tuñón implanta un fórmula similar para el Museo Helga de Alvear; este edificio y su intervención en el exterior han conseguido integrar, más si cabe, el urbanismo y la arquitectura: por un lado, a través de una plaza semipública se logra crear un espacio común, de escala cercana, en el que dialogan la ciudad y el Museo; por otro, de índole espacio-temporal, genera una nueva vía de acceso a través del propio Museo que conecta dos realidades históricas, consiguiendo vincular la ciudad antigua con el más próximo de sus ensanches.

Por último, en cuanto a las intervenciones de Emilio Tuñón en Cáceres, no se puede dejar de mencionar la Casa de Piedra obra que, junto a Carlos M. de Albornoz, ha edificado en la Urbanización Sierrilla y, según sus propias palabras: “En su ajustada dimensión, la casa quiere ser un palacio para sus usuarios, afirmando este noble carácter por medio de una extrema sencillez en su organización y una rigurosa construcción tradicional de su volumen”.

A todo ello habrá que sumar, en los próximos meses, la rehabilitación del antiguo palacio en la Calle Ancha – Casa de los Paredes Saavedra – promovida por Toño Pérez y José Polo, como ampliación de Atrio Relais & Châteaux de Cáceres.

En sus casi 40 años de ejercicio, Emilio se ha mantenido fiel a sus principios de búsqueda de la correcta adecuación e integración en el entorno, usos novedosos y experimentación material, así como el desarrollo de una arquitectura sostenible y muy vinculada al entorno, que lo transforma y mejora. Su aportación ha supuesto el testimonio de la capacidad de la arquitectura para mejorar la calidad de vida de las personas, de su entorno y de toda la ciudad sin renunciar a ser polo de atracción de actividad cultural y turística. La interacción de la arquitectura con otras artes marca un camino a seguir para el desarrollo de proyectos culturales que mejoran la ciudad y el territorio que los acoge.

De su trayectoria profesional cabe mencionar, además, los siguientes aspectos y consideraciones:

  • Ha recibido diferentes premios y distinciones a lo largo de su carrera de las que cabe destacar el Premio Arquitectura Española 2003, Medalla de oro por los Méritos en las Bellas Artes 2014, Premio de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea, Mies Van der Rohe Award 2007, Premio Arquitectura Española 2017 y RIBA International Fellowship 2019 y el premio CSCAE 2022 Nueva Bauhaus Europea Valores Culturales y artísticos.
  • Desde su cátedra del Departamento de Proyectos Arquitectónicos de la ETSAM ha contribuido a la investigación en especial sobre la arquitectura del Movimiento Moderno, a nuevas generaciones y a continuar la labor docente de los grandes profesores de la Universidad. Su labor docente ha tenido mucha repercusión ejerciendo como profesor invitado en las universidades de Frankfurt, Laussane, Harvard y Princeton, entre otras. También ha impartido cursos, conferencias y tribunales en Escuelas de Arquitectura y Colegios de Arquitectos de toda España y el extranjero.
  • Destaca su empeño en la difusión de la arquitectura a través, primero en la revista Arquitectura del COAM y posteriormente con la fundación, junto a Luis Moreno y Luis Rojo de la revista CIRCO, una revista de investigación colectiva cuyo objeto principal es la “ampliación del campo de juego de la investigación en arquitectura”. Así como la publicación de diversos libros y artículos en revistas nacionales e internacionales.
  • Ha participado como jurado en gran cantidad de concursos por su criterio y su reconocimiento. Su obra ha sido objeto de numerosas en exposiciones de índole nacional e internacional y está publicada en revistas y libros de todos los ámbitos, especialmente en revistas internacionales. 
  • Su obra arquitectónica, abordada en su mayoría a través de los concursos de ideas con intervención de jurado, hacen que su labor profesional sea reconocida entre el resto de profesionales. Su profesionalidad ha garantizado grandes obras de arquitectura, dignificando la labor del arquitecto. Desde su estudio, en colaboración primero con Luis Moreno y posteriormente con Carlos Martínez, han surgido las obras emblemáticas de museos y edificios culturales de los últimos años en España, destacando, entre muchos otros, como son el Museo de Zamora, Museo de Bellas artes de Castellón, Biblioteca y archivo regional de la Comunidad de Madrid, Fundación Barrié de la Maza, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (que recibió el  Premio de Arquitectura Europea Mies van der Rohe 2007) o el Museo de las Colecciones Reales de Madrid, sirviéndole este último para obtener el Premio XIII BEAU de Patrimonio y transformación 2016 y el premio FAD 2017, entre otros.