40 ANIVERSARIO DEL COADE | 40 años en palabras… - COADE

40 ANIVERSARIO DEL COADE | 40 años en palabras…

40 ANIVERSARIO DEL COADE | 40 años en palabras…

Modificado el martes, 21 diciembre 2021

Con motivo de la celebración del 40 aniversario del Colegio Oficial de Arquitectos de Extremadura, el COADE ha querido contactar con nuestros decanos a lo largo de estas cuatro décadas para preguntarles por sus recuerdos e impresiones durante su tiempo de mandato en el Colegio.

A continuación exponemos los textos que nos han remitido, esperando sean de vuestro interés.


Igualmente, queremos habilitar un ‘libro de firmas digital’, a través del cual cualquier persona pueda compartir su experiencia formando parte del Colegio o sus recuerdos de nuestras numerosas actividades desde 1981.

Recordamos, igualmente, que hemos habilitado el correo dac@coade.org para hacernos llegar vuestras fotografías (nuevas o antiguas) de las conferencias, cursos, talleres, viajes, exposiciones, etc. en las que hayáis participado, para evitar que caigan en el olvido.


Muchas felicidades, y ¡a por 40 años más!






LUIS MONFORT VIVES | decano de 1981 hasta mayo de 1982 y desde mayo de 1989 hasta mayo de 1995


Me pide nuestro Decano, en el 40 Aniversario de la creación del Colegio, un breve texto sobre algún recuerdo o impresión de los dos períodos en que desempeñé el Decanato.

El primero, hace ya 40 años, en su creación. Se daba la especial circunstancia de que se constituía desde la unión de dos Delegaciones provinciales pertenecientes a dos Colegios de Arquitectos distintos, Cáceres al de Madrid y Badajoz al de Andalucía Occidental, con una dinámica de funcionamiento, criterios y normativa interna distintos y desconocidos e incluso contradictorios en algunos aspectos, para los arquitectos de la otra demarcación.

Podemos decir que, hasta la creación del COADE, los arquitectos de Cáceres vivían de espaldas a los de Badajoz, y viceversa.

Constituida una Gestora, paritaria, para gestionar el arranque del COADE, la ilusión, buena voluntad y experiencia de sus miembros permitió, con el apoyo de los Presidentes de las dos Delegaciones Provinciales, tener todo organizado para el 24 de febrero, día previsto para la creación.

La lectura del Acta de la Junta General de constitución y las palabras de D. Emilio Larrodera, Decano del COAM, que la presidió, reflejan perfectamente lo ocurrido y la emoción y satisfacción de todos los asistentes.

Algunos miembros de la Comisión Gestora y Candidatos a la nueva Junta de Gobierno nos reunimos en Cáceres la víspera para tener todo organizado y justo en ese día se produjo el intento de golpe de estado, con el asalto al Congreso de Diputados. Esas eran las “características singulares” que se reflejan en el Acta.

Afortunadamente esa noche, la televisión emitió el discurso del Rey que puso fin al intento, si bien cuando se inició la Junta General aún no se había producido el desalojo del Congreso.
Abrazos


GERARDO AYALA HERNÁNDEZ | decano desde 1984 a 1985


En principio, fui presidente de la Delegación de Badajoz que pertenecía al Colegio de Andalucía Occidental, Badajoz y Canarias y, la Delegación de Cáceres pertenecía al Colegio de Madrid.

Mi empeño era formar un solo Colegio de Extremadura. Hablamos con la Junta de Gobierno de Cáceres y ellos no querían porque decían que en Badajoz había más arquitectos y siempre les ganaríamos si se producía alguna votación. Pero les propusimos que la Sede estuviera en Cáceres y
el Decano fuera de Badajoz. Esta Solución les pareció bien, y después de varias reuniones, en Sevilla y Madrid, los convencimos de tener un Colegio propio de Extremadura.

Posteriormente, hicimos un Concurso para rehabilitar el Palacio de Camarena. Nos presentamos bastantes, incluidos todos los miembros de la Junta. Y sucedió que yo gané el Primer Premio, con un jurado de prestigio en el que estaban García de Paredes, Antonio Ortiz y Alejandro de la Sota. Pero lo curioso es que el segundo y tercer premio fueron para el Secretario Técnico que era Guillermo Alcón, junto con Montaña Luengo y el Tesorero que era, Eleuterio Sánchez Vaca junto con Fernando Hernández Mancha.

La obra tardó muchos años, porque era una rehabilitación complicada. Afortunadamente tuvimos un gran constructor, experto en restauraciones de este tipo que nos ayudó mucho, (Antonio Abreu).

En la época que fui presidente de la Delegación de Badajoz, hacíamos reuniones en los pueblos, hablando con el Alcalde que, a veces, nos dejaban el Salón de Plenos. Aquello fue una experiencia muy buena, que creo se debería de recuperar. Recuerdo que estuvimos en Alburquerque, Llerena y otros, donde el erudito del pueblo nos explicaba la historia del mismo.

Luego, ya como Decano, empezamos a organizar conferencias e iniciamos una revista que en su totalidad la hacía el bueno de Diego Ariza, que aprovecho para agradecerle su trabajo desinteresado.

Ahora el COADE ha subido mucho de nivel y funciona con gran entusiasmo y fuerza, pero quiero señalar un detalle importante; cuando llegué a Badajoz creo que éramos ocho arquitectos en toda la provincia y ahora somos cuatrocientos doce, lo que, lógicamente, hace que las posibilidades de organizar eventos de todo tipo sean mucho mayores.


GERARDO ALVARADO HERNÁNDEZ | decano de 1984 a 1985 y 1999 y 2003


XL ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN DEL COADE (1981-2021)
… y de esto hace unos 20 años

Veinte años atrás y desde la Junta de Gobierno que como Decano tuve el honor de presidir, organizamos los actos conmemorativos del XX aniversario de la constitución del COADE y, aunque después de tantos años esos tiempos nos puedan parecer algo ya lejano, todavía y por fortuna aún conservo inolvidables recuerdos e innumerables y muy ricas experiencias.

Como se trata de repasar aquel entonces con un escueto apunte de mi memoria en coincidencia con el XL aniversario de nuestro colegio, en un principio resulta obligado referir que en esos momentos la profesión se enfrentaba al nuevo marco que venía a representar la Ley de Ordenación de la Edificación y, así y muy especialmente desde el CSCAE, trabajamos para que en la misma se nos garantizara el máximo nivel de competencias y, también y tras su inmediata promulgación, para que los arquitectos tuviéramos un papel más que relevante en los nuevos sectores del control de calidad de la edificación y de su aseguramiento preceptivo.

Naturalmente, desde el COADE y asumiendo con toda responsabilidad y cautela ese nuevo e incierto panorama, nos sumamos a la creación de las ECCs y a redoblar el apoyo a ASEMAS; en definitiva, una suma de ilusiones y energías que como muchos de vosotros recordaréis no fueron suficientes ante la suspicacia e impenetrabilidad del mundo financiero y del seguro.

De otro lado y con el mismo ánimo y empuje nos ocupamos de reabrir el debate para resolver de un modo abierto y participativo la definición de un colegio dotado de una estructura revisada y acorde a los nuevos tiempos y, sobre todo, ajustado a una organización más eficaz y dimensionada según nuestra particular naturaleza.

Sin duda, una actitud cargada de intenciones provechosas e ideas avanzadas que en ocasiones no contó con el imprescindible apoyo de las autoridades del momento pues, obviando lamentables desencuentros, no encontramos respuesta a iniciativas tales como el centro de estudios y la biblioteca de la arquitectura y el urbanismo de Extremadura.

No obstante, no puedo dejar de recordar el interés que suscitaron las jornadas específicas que dedicamos a la arquitectura sanitaria, a los nuevos modos de habitar, … y, también y por su propio significado y proyección, el relanzamiento de nuestra revista OESTE.

Por último, quiero aprovechar esta oportunidad para reconocer el apoyo de tantos y tantos compañeros y, una vez más, manifestar mi agradecimiento por su profesionalidad y dedicación a todos los que integraban por aquel entonces el magnífico equipo COADE y, también y muy especialmente, mi más entrañable recuerdo a quienes ya no nos acompañaran al conmemorar el XL aniversario de nuestra constitución.

Muchas felicidades y abrazos para todos.


JOSE MIGUEL SALINAS ÁLVAREZ | decano desde mayo de 1995 hasta mayo de 1999


No es fácil habiendo sido Decano  del COADE, hace ya tanto tiempo, recordar detalles que puedas transcribir y que sean interesantes para todos exponiendo hechos probablemente olvidados, pero no por ellos menos interesantes, como fue lo que ocurrió y  traigo para esta breve reseña, con la inundación ocurrida el 6 de noviembre de 1.997 en Badajoz  en Cerro de Reyes y San Roque y los pueblos de Valverde de Leganes, limítrofes con Arroyo Calamon y Rivilla  y Ablarregas en Merida , por los desbordamientos de estos, que se llevaron por delante la vida de 24 personas y si no recuerdo mal todavía una más que no ha aparecido, causando un doloroso acontecimiento en la ciudad, donde la sociedad reacciono de manera ejemplar y, cómo no dentro de esa sociedad, el colectivo de los Arquitectos, con una entrega generosa a mas no poder trabajando comandado por el equipo de gobierno del COADE y la intensa y también generosa interrelación con las personas de la Consejería de Vivienda y Urbanismo de la Junta de  Extremadura que consciente de la dimensión de la catástrofe puso todos los medios de que disponía al efecto.

En colaboración con ellos se puso toda la capacidad de análisis para presentar a la administración la disponibilidad de suelo donde poder construir las 1.200 viviendas, que se entendió eran las que hacían falta para cubrir las necesidades de viviendas, que serían de protección pública, que el equipo dirigido por el COADE con el visto bueno de la Consejería de vivienda, repartió y organizo por equipos de trabajo de forma rápida y eficaz, tanto en el visado de los proyectos y su calificación, una vez que la Consejería ofreció se llevara a cabo desde los departamentos al efecto,  realizado con efectividad y orgullo por colectivo, hecho desconocido por muchos.

Recuerdo  especialmente el comienzo del proceso cuando la Consejería nos pidió la elaboración de unas fichas donde pudieran reflejarse todas las vicisitudes sucedidas en  las  viviendas para que pudiera hacer una evaluación total, y los arquitectos entre otros colectivos calzados de botas de agua n metiéramos por el laberinto de calles llenas de barro, viviendas anegadas, para que se consiguiera una estimación de costes y tiempos de actuación, para hacer más efectiva la intervención, lo que se consiguió en tiempo y presupuestos, viendo el final  con las construcciones realizadas y viendo a muchas de las personas que habían tenido que salir huyendo  ocupar de nuevo sus barrios y viviendas dignas que sustituían las pérdidas y llenando de vida esas zonas.


JOSÉ MANUEL RODRÍGUEZ PUEBLA | decano desde julio de 1986 hasta noviembre de 1986


Asumí el cargo de Decano en funciones durante un corto periodo de tiempo: desde julio hasta noviembre de 1986, tras la dimisión de mi predecesor, Gerardo Ayala Hernández. Me correspondió reglamentariamente al haber sido el vocal elegido con mayor número de votos (como Presidente de la Delegación de Cáceres). La Junta de Gobierno resultante estimó necesario convocar elecciones lo más brevemente posible para volver a la normalidad institucional. El 5 de noviembre quedó proclamado nuevo Decano mi querido amigo Tomás Civantos Hernández (Q.E.P.D.), candidato único, que se presentó a petición de un numeroso grupo de compañeros tanto de Badajoz como de Cáceres. Por estas circunstancias excepcionales seríamos él y yo los únicos  Decanos residentes en Cáceres hasta la fecha.

Al cumplirse los 40 años del COADE no puedo dejar de recordar la reunión que manteníamos, en la Delegación de Cáceres, la víspera de su constitución, los que íbamos a componer su primera Junta de Gobierno, con Luís Monfort Vives como Decano y en la que yo sería Secretario. Mientras se estaban produciendo los sucesos del 23-F, de los que nos llegaban confusas e inquietantes noticias, en aquella reunión finalizaban las negociaciones entre Badajoz y Cáceres para segregarse de Sevilla y Madrid y formar el Colegio de Extremadura, de acuerdo con unos pactos que duraron hasta la Asamblea de Medellín, en la que se procedió a la llamada “refundación del COADE”.


MANUEL FORTEA LUNA | decano desde mayo de 2003 a noviembre de 2009


El 24 de febrero, de 1981 se aprobó la creación del Colegio Oficial de Arquitectos de Extremadura, compuesto por dos delegaciones provinciales, la de Badajoz que hasta entonces pertenecía al Colegio Oficial de Arquitectos de Andalucía Occidental y Badajos, y la delegación de Cáceres que hasta entonces pertenecía al Colegio de Madrid. Ese acto se celebró muy de mañana, y fue muy breve. Cuando terminó todos los asistentes nos fuimos a un bar cercano. Tejero aún estaba dentro del Congreso de los diputados en Madrid. Estuvimos delante del televisor mudos e impasibles hasta que termino la ocupación del Congreso con la salida de todos los guardias civiles y del propio Tejero. Celebramos el acto como estaba previsto, con una comida. Yo estaba en la mesa de los pequeños por edad. Si entonces me hubieran dicho que algún día sería decano no lo hubiera creído, no estaba en mi proyecto de vida profesional.

Las dos delegaciones tenían la cultura de los colegios de origen, con lo que, durante un período mas largo de lo deseable, funcionaron de manera autónoma. En 2005 se aprobaron unos nuevos estatutos que fusionaron definitivamente las dos delegaciones en un único colegio con entidad propia y voz única. En esa fecha era el decano. Esos estatutos tienen dos cualidades sobresalientes, una positiva y otra negativa. La negativa es de carácter literario, son unos estatutos carentes de estilo único y discurso ordenado, poniendo en evidencia la intervención de muchas manos. La positiva es que fue aprobado en una asamblea multitudinaria con un voto afirmativo de mas del 90 %. Ambas son consecuencia de una participación masiva, lo que me produjo una gran alegría y satisfacción.


FRANCISCO JAVIER GONZÁLEZ JIMÉNEZ | decano desde noviembre de 2009 a junio de 2017


«El 24 de Febrero de 1981 a las 7 de la mañana salía de Don Benito con mi mujer, Carmen, en dirección a Badajoz. Teníamos una consulta médica y desde allí seguimos viaje hasta Cáceres. En la radio seguíamos las noticias sobre la situación del Congreso de los Diputados. En casa de mis padres había quedado nuestra hija Marta, con menos de dos años.

En Cáceres se celebraba la Junta General de Constitución del Colegio Oficial de Arquitectos de Extremadura, y en la Junta de Gobierno que se formaba para iniciar nuestra andadura yo iba a tener el cargo de Contador. Desde ese día mi ejercicio profesional ha estado vinculado a distintos ámbitos de responsabilidad en el COADE, pero en ese momento estaba muy lejos de poder imaginar que mi último servicio sería ejercer como Decano en el momento más difícil de nuestra historia, desde 2009 a 2017.

Es difícil limitar una pequeña reflexión sobre ese periodo (casi ocho años) a 250 palabras, como me piden. Pero no puedo dejar de recordar que el primer trabajo, y el más difícil y desagradable, fue tomar decisiones que permitieran superar la situación de quiebra económica en que se encontraban casi todos los colegios de arquitectos, y entre ellos el nuestro, en el momento de asumir el cargo.

Cuando parecía que superábamos aquella crisis, el proyecto de Ley de Colegios y Servicios Profesionales supuso un nuevo problema de gravedad, unido al Decreto de visados obligatorios aprobado anteriormente. Se produjo además en un momento de graves problemas internos en el CSCAE, que dificultaban la necesaria unidad de acción. Pero también esa nueva situación se pudo superar, en un principio porque conseguimos la mejora de los borradores de la ley, y finalmente porque el gobierno abandonó el proyecto.

De todo ello me queda la satisfacción por lo conseguido, el agradecimiento a los compañeros en las dos Juntas de Gobierno que tuve el honor de presidir, el agradecimiento al personal del COADE, y los amigos que mantengo por toda la geografía española.»